Fotografia de recien nacidos, bebes, niños y familias Madrid

TRAS BAMBALINAS EN UNA SESIÓN DE BEBÉS RECIÉN NACIDOS

QUÉ OCURRE REALMENTE TRAS LAS FOTOS QUE VEMOS, DURANTE LAS SESIONES DE RECIÉN NACIDOS.

Fotografia de recien nacidos, bebes, niños y familias Madrid

Fotografia de recien nacidos, bebes, niños y familias Madrid

 

Pues bien, comenzamos una serie de varios blogs en los que os contaré cómo transcurren las sesiones de fotografía según edades: newborn (recién nacidos), bebés, y niños.

De las sesiones de adulto hablaremos también, pero dado que en el blog  ” Sesión fotográfica de retrato contemporáneo: mamás guapas por dentro, mamás felices por fuera “ ya tratamos bastante sobre el cómo preparar estas sesiones, lo dejaré para más adelante aunque quiero que imagineis por un rato también esas sesiones, y lo que esperar en ellas.

En primer lugar, veamos cómo se hace y qué conlleva una sesión de recién nacido o newborn, que aunque ya se van haciendo más y más cada día, siguen siendo aún bastante desconocidas en nuestro país. Vamos allá!:

 

. Me gusta hacer las sesiones en el espacio que tengo para ellas, ya que así libero a las recién estrenadas mamás de tener que mover muebles en sus casas, limpiar, ordenar,…. Ellas vienen a mí y no tienen más que sentarse y disfrutar de la sesión: yo me encargo de todo lo demás para que estén cómodas y traqnuilas durante la mañana que pasamos creando estos recuerdos tan dulces.

Así pues, todo comienza con los papás y el bebé llegando al estudio prontito por la mañana. Sobre las 10.00, para que si todo va bien, podamos empezar a posar sobre las 10:30.

Normalmente los papás acuden también a las sesiones, primeramente para ayudar a las mamás, que aún están en período de puerperio, y además porque yo les invito de antemano a que se animen a posar también con su nueva o ampliada familia: si hay más hermanitos, el papá los entretiene hasta que llega su hora de posar, y si no, suelen ver la sesión desde un sofá, y a veces incluso me ayudan sujetando al pequeñín (la seguridad prima ante todo, y los bebés deben estar controlados en todo momento), ya que las mamás es mejor que descansen todo lo que puedan.

No me ha ocurrido, de momento, que ninguna mamá se duerma durante la sesión, como me ha contado alguna compañera, pero si es cierto que a pesar del cansancio, yo noto que disfrutan enormemente del rato, me traen sus prendas favoritas, y a veces hasta ropita hecha a mano o con un valor sentimental, que procuro siempre incorporar en las fotografías.

Primeramente hay que intentar que el bebé se relaje y se duerma, para lo que si no ha comido, le damos su ratito de comida y mimos, hasta que van cayendo dormidos, y puedo empezar a trabajar las poses.

Normalmente empiezo con poses sobre la beanbag, que es una bolsa grande, tipo puff, en donde se coloca al bebé en diferentes posturas. Luego paso a los props, que son cestitos, cajas, cubos,… que normalmente son los que más aceptación tienen entre ambos padres. Y finalmente hago las fotos de familia y/o con los hermanos.

Las transiciones entre pose y pose son muy suaves para no despertar ni incomodar al bebé, y los cambios de ropa, incluso cuando el bebé se ha manchado (ésto es inevitable! …y yo lo tengo totalmente asumido, así que no hay ningún problema) se hacen de la manera más suave para no incomodarle. Aún así, cada bebé es diferente y unos se duermen antes que otros, así como se mantienen dormidos con mayor o menor facilidad.

Las sesiones son bastante largas, de hecho son las más largas de todas las que trabajo, de unas 3 horas, ya que aunque el tiempo de fotografías es menor, dejo muchos ratos previstos para alimentación y mimos que hagan que el bebé esté lo mas cómodo posible. Aún así, ya verás cómo realmente se te hace corta, y toda la experiencia es tan agradable que a muchas mamás les quedan ganas de repetir y vuelven a documentar los 6 meses o el año de sus bebés.

Si estás embarazada te animo a que reserves este tipo de sesión para tu bebé: son muy pocos los días que permanecen tan pequeños y flexibles, y es un recuerdo del que no te arrepentirás, y no ya sólo por tí: yo pienso en la ternura de estas fotos, y lo mucho que las van a disfrutar sus protagonistas cuando sean mayores, y me hace sonreir… merece la pena existir en fotos, por tí y por ellos.

 

No Comments

Post A Comment