Fotografia de recien nacidos, bebes, niños y familias Madrid

La importancia de cuidar los fondos en las fotos de familia

2-42

 

Esa foto de mi bebé que me quedó  genial, si no fuera porque….

 

Qué bonito es un recién nacido durmiendo, un bebé que comienza a sostenerse sentado sonriendo a la cámara, un niño jugando a su aire en la playa…..

Y qué no daríamos por poder repetir esa foto, pero esta vez pensándola más. Así, habríamos quitado la ropa de la cama, el televisor al fondo y las baldas repletas de juguetes, o los botes de cremas y hasta el pie de la abuela….

Si, estas cosas pasan, y lo peor no es que no hay marcha atrás, porque nuestro angelito ya ni se parece al de la foto, sino que podrían haber sido fotos resultonas hasta el punto de adornar alguna pared de casa, si hubiéramos cuidado un poquito los fondos.

Si nos fijamos bien en las fotos que nos gustan, siempre encontramos que están volcadas absolutamente en el sujeto fotografiado… nada superfluo distrae del motivo.

Por éso, cuando vayamos a fotografiar a nuestros pequeños, debemos siempre intentar utilizar varios trucos….

 

Cómo reducir el peso del fondo el la fotografía de familia.

 

. Centrarnos en lo importante, en el sujeto. En este caso es nuestro hijo, por lo que procuraremos acercarnos (físicamente y mediante el uso del zoom, que además no desconcentrará al niño de sus juegos y por lo tanto de su posado más natural: el “no-posado”) para que el sujeto fotografiado llene la mayor parte del fotograma. Incluso, atrevernos a cortar parte del cabello, para resaltar por ejemplo la expresión, los ojos, la boca,…

. Colocar a nuestros sujetos fotográficos en fondos naturales agradables, simples,  y que no distraigan la atención del sujeto fotografiado, como por ejemplo arbustos, el azul del mar, el azul del cielo (disparando desde un ángulo bajo),… son colores muy agradables a la vista y que además transportan a un momento y lugar determinado, por lo que deberíamos explotarlos mucho más.

. Para aquellos que se manejan ya un poco, crear un gran desenfoque del fondo, ya sea mediante el uso de determinados objetivos (vuelvo a insistir en el uso del zoom para fotografiar a nuestros peques!) como utilizando y jugando con la profundidad de campo, reduciéndola al máximo.

. Finalmente, si nada de ésto se pudo corregir en el momento de sacar la fotografía, siempre podremos utilizar programas de retoque, y crear desenfoques artificiales (o potenciar los que ya creamos en orígen), o utilizar pinceles para crear efectos y hasta crear viñeteados que centren más al sujeto.

 

Fotografía de familia cuando viajamos.

 

Una última reflexión, que podrés poner en práctica en cuanto salgáis de paseo por vuestra ciudad, o cuando vayáis de viaje a conocer lugares nuevos:  cuando toméis fotos de monumentos, recordad que en realidad estáis tomando fotos de vuestros seres queridos al visitar esos monumentos.

Me explico: lo que pretendemos es plasmar algo así como “yo estuve aquí” o “mira a dónde fuiste cuando tenias sólo 2 años”…. Es por ello que el monumento en cuestión no importa: ya habrá, seguro, muchas fotos y muy buenas de ése monumento, por lo que, nuevamente centrémonos en nuestros niños, y saquemos el monumento en la distancia, desenfocado, o incluso acerquemos a nuestros niños a su fachada y que se vea un trozo del mismo…. nosotros ya sabemos que estuvimos allí… realmente tomamos la foto porque queremos recordarlo dentro de unos años, y queremos que nuestros hijos también.

Os animo a que probéis estos trucos, y que siempre miréis con una visión global a través del objetivo antes de disparar, de esa manera, no volverá a colársenos el pie de la abuela en la próxima foto de playa!

No Comments

Post A Comment